Diseño Gráfico

Un logotipo debe dar vida a tu imagen de marca

Ya sea que se buque representar a una persona, una marca, o una empresa de cualquier tipo, el logotipo es imprescindible. Éste debe hablar de nosotros, debe representar nuestros ideales o al menos dar una impresión de los que ofrecemos al mundo.

Esta tarea no siempre es fácil y aunque lo tengamos claro, hay que buscar la mejor forma de expresarla.

La imagen corporativa se extiende a cualquier aspecto cotidiano.

 Desde el pie de email, las clásicas tarjetas de visita, la "foto" para usar en las redes sociales, una simple factura o elementos de uso común en nuestra empresa como puedan ser bolsas, flyers, vasos, envases de nuestro producto... Todos estos elementos hablan de tu imagen, y si de un simple vistazo es reconocible, mejor que mejor, porque ayudará a que tu visibilidad aumente, a que el público recuerde tu marca y en definitiva a que cuando necesiten tu servicio, acudan a tí. 

Es lo que se denomina "branding", una práctica habitual en el márketing, y que en el mundo digital en el que vivimos, cobra cada día más importancia en todos los sectores.